MERCAIDEAS_NUEVOLOGO_turquesa
[fibosearch]

Hablemos de Tehuacán

Con una ubicación perfecta entre Puebla y Oaxaca, la ciudad de Tehuacán y su región es un destino fuera de lo común con maravillas naturales y culturales por descubrir, por ello en esta ocasión te hablaremos de Tehuacán.

Tehuacán es uno de los 217 municipios que conforman al Estado de Puebla. También es conocido como la “cuna del maíz”, debido a que aquí se encontró el fósil de maíz más antiguo en el mundo, con lo que se demuestra su aportación en la domesticación y cultivo de plantas.

El municipio de Tehuacán se encuentra en la parte sureste del Estado de Puebla.

¿Cómo llegar a Tehuacán?

Tehuacán está a poco menos de 2 horas de la ciudad de Puebla por la autopista 150D y a poco menos de 3 horas de la ciudad de Oaxaca por la autopista 135D; Puedes llegar, ya sea por medio de un vehículo particular o bien a través del servicio de Transporte Público de Autobuses de Oriente (ADO) o Autobuses Unidos (AU).

Es hora de empezar nuestro recorrido:

Si eres un amante de la naturaleza y sus maravillas esto te va a encantar, ya que el extraordinario paisaje semidesértico de Tehuacán te parecerá de otro mundo.

¿Qué tal si empezamos por algo de aventura?

Para eso tenemos que salir de la Ciudad y dirigirnos a Zapotitlán Salinas, específicamente a la Carretera Federal 125 km 25+800.

Un panorama de otro mundo

Primera parada, el Jardín Botánico Helia Bravo Hollis, que se localiza en la Reserva de la Biosfera de Tehuacán-Cuicatlán, el cual debe su nombre a la Dra. Helia Bravo Hollis, pilar de la botánica mexicana del siglo XX quien estudió en la Facultad de Medicina y de Altos Estudios, para convertirse en 1927 en la primera bióloga graduada en México.

En este lugar aprenderás sobre las diferentes plantas endémicas de la región, algunas de las cuales están en peligro de extinción, como distintos tipos de cactáceas, magueyes o agaváceas, nolináceas, como el sotolín o pata de elefante, que tienen la capacidad de almacenar agua en sus tallos, hojas o raíces en forma de jugos mucilaginosos (viscosos) para poder sobrevivir en ambientes secos durante mucho tiempo.

También descubrirás los usos medicinales que se les daban en tiempos prehispánicos a través de una visita guiada, y tendrás la oportunidad de ver fósiles marinos en las áreas aledañas al jardín, reliquias que datan de millones de años cuando la zona era un lecho marino.

Una vez que concluya con tu visita al Jardín Botánico Helia Bravo Hollis, puedes aprovechar tu viaje de regreso a la ciudad y pasar por “las Salinas”, llamado así porque la sal se produce en unas pozas talladas a lo largo de la ladera, asemejándose a un enorme colcha de cuadros que se extiende por las colinas, con cactus altos que las rodean.

También en tu trayecto te encontraras otra parada interesante que es San Antonio Texcala, en la cual encontraras una extensa y maravillosa gama de artesanías de Ónix y mármol.

Ahora es momento de conocer un poco de historia:

Tehuacán es un lugar que además de contar con riquezas naturales y artesanales, ya antes  mencionadas también alberga grandes historias y hallazgos culturales de suma importancia.

Un lugar lleno de historia y misterios

Otro lugar que no querrás perderte es la zona arqueológica de “La Mesa” o también conocido como “Tehuacán, El Viejo”, que está a solo 10 minutos del centro y el cual recientemente fue remodelado, específicamente se encuentra en el poblado de San Diego Chalma en la colonia San Isidro.

La Mesa está catalogada como un sitio arqueológico único, no solo en la región sino en todo el país; está dedicada al dios del inframundo Mictlantecuhtli. En sus muros laterales, ubicados al oeste y al norte, se encontraron nichos con cráneos humanos. Este hallazgo es importante, ya que no se había encontrado ningún otro templo igual dedicado a esta deidad, además que crea una atmósfera misteriosa que transporta a los visitantes de vuelta a la época prehispánica.

De regreso a la ciudad, en concreto en el centro de Tehuacán podrás caminar por la Plaza Principal y disfrutar de los atractivos históricos que ofrece; dirígete a la Catedral de Nuestra Señora de la Concepción, cuya construcción inició en 1724 y acabó en 1728 y al lado está el Palacio Municipal que guarda un impresionante mural pintado por los artistas locales: los hermanos Carpinteyro; el cual aborda diferentes temáticas.

Es hora de un rato de descanso:

¿Por qué no aprovechar para descansar, relajarse y comer algo en alguno de los establecimientos de los Portales, o bien en uno de los parques más concurridos de la Ciudad?

Sabores Inconfundibles

Otra opción es consentir tu lado dulce y caminar unas calles hasta la legendaria heladería de Don Sebastián, donde venden una gran variedad de helados y paletas, tanto de sabores tradicionales como algunas especialidades exóticas de temporada, como el sabor a nopal o a mamey.

También puedes probar los clásicos muéganos de Tehuacán, un delicioso dulce que consiste en una galleta a base de harina, mantequilla, manteca vegetal y margarina, bañada con un preparado de miel colocada en obleas. La receta ha pasado de generación en generación y hasta el día de hoy no ha sido revelada la receta por completo, por lo que se sigue manteniendo como un producto único, así que no pierdas la oportunidad de saborearlo en tu visita, los podrás conseguir en los puestos alrededor del centro o bien en su establecimiento ubicado en la Calle 3 Sur, No. 519.

¡El subidón de cafeína y azúcar deberá darte suficiente energía para continuar el viaje!

Momento de continuar con nuestro recorrido:

Tesoros de la tierra

Para los amantes de la geología o simplemente de las cosas brillantes debes visitar el Museo de la Evolución de Tehuacán, el cual es el único en su tipo del país, está especializado en la evolución de las especies y en la historia del cosmos, con énfasis en la evidencia fósil encontrada en el Estado.

Si te interesa saber más sobre el antes de ir a visitarlo, te invitamos a que leas nuestro blog referente al MUSEO DE LA EVOLUCIÓN

https://mercaideas.mx/2020/05/04/sabias-que-4/

Es Hora de consentir nuestro paladar

¿Ya te dio hambre?

Cuando se trata de comer, verás que Tehuacán te consentirá pues es una ciudad reconocida en todo el estado por su tradicional mole de caderas, un platillo de temporada disponible solo en octubre y noviembre. Es un guiso emblemático del lugar, el cual consiste en un caldo hecho con chiles, chícharos y la cadera de las cabras, que han sido criadas con una dieta especial rica en sal durante todo el año para preparar esta delicia, lo que le da un sabor único. Verás que en otoño el mole de caderas se ofrece en toda la ciudad, lo podrás encontrar tanto en negocios en el interior de los mercados hasta en restaurantes de prestigio de la ciudad, hay múltiples opciones de acuerdo a tus presupuesto.

Otra especialidad de Tehuacán es la barbacoa, suave carne al vapor que se cocina en un agujero cavado en el suelo; la hallarás  en Coapan, un poblado en las afueras de la ciudad, acompañada por sus características tortillas hechas a mano.

Al caer la noche  y si aún tiene antojo dirígete a Tortas del Quinto, en las avenidas principales (Av. Reforma e Independencia), un pequeño negocio ambulante pero con mucha historia y tradición, muy socorrido por los lugareños, pide una torta de pierna de cerdo, no te decepcionará.

   

Estos son algunos de los atractivos turísticos y gastronómicos con los que cuenta nuestra hermosa ciudad, pero mantente pendiente pues te iremos dando más información para que armes un gran plan para tus próximas vacaciones.

 

#HablemosdeTehuacán #Naturaleza #AtractivosTurísticos #Sabores #CULTURA #MercaIdeas #Historia

Facebook
Twitter
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Recientes

¿Quieres ser parte de mercaideas?

Tus creaciones y trabajo artesanal puede llegar a cualquier parte del país.
Seguir leyendo

Post relacionados

Inicio
Ideashop
Carrito
WhatsApp

Iniciar Sesión

Donde la creatividad se encuentra con la pasión.
© 2023 MercaIdeas.