MERCAIDEAS_NUEVOLOGO_turquesa
[fibosearch]

Origen: Alebrijes

Los alebrijes están entre las artesanías mexicanas más cautivantes y entre las más cotizadas por su originalidad y extravagancia, sus vibrantes colores y elaborados detalles, los han hecho artesanías muy populares dentro y fuera del país, por lo que el día de hoy en el BLOG DE LA IDEAS hablaremos del fascinante origen detrás de estas artesanías mexicanas.

Los alebrijes son coloridas figuras de animales con características fantásticas que, a diferencia de otras artesanías, de ellas si se conoce con precisión su origen; porque si bien se podría pensar que se trata de una antigua tradición, los alebrijes en realidad fueron inventados hace apenas unas décadas, durante la primera mitad del siglo XX.

Para conocer el origen de los alebrijes nos tenemos que adentrar al año 1936, en donde Pedro Linares, un artesano experto en cartonería oriundo de la Ciudad de México, en uno de los episodios más duros de su vida tuvo la idea de crear estas maravillas.

Como lamentablemente ocurre con muchos artesanos mexicanos, el señor Pedro se las veía duras para sostenerse económicamente con su oficio y para su mala fortuna, a los 30 años contrajo una enfermedad que lo mantuvo postrado y al borde de la muerte por no contar con la posibilidad económica para recibir atención médica especializada. Todo parecía perdido para el señor Pedro y su familia. A pesar de todos los cuidados que recibía, el final de sus días parecía acercarse.

Mientras la familia se preparaba para la peor, el señor Pedro se hundió en un sueño profundo, poco tiempo después la suerte dio un vuelco; la salud regresó al cuerpo del artesano, trayendo también la idea que lo haría famoso en México y el mundo.

Pedro Linares describió que, durante su inconsciencia, tuvo la sensación de haber estado en un bosque tranquilo atravesado por veredas rocosas en donde frecuentemente escuchaba ruidos extraños. Al buscar el origen de aquellos sonidos, aparecieron frente a él criaturas extraordinarias que repetían incesantemente una misma palabra: alebrije.

Don Pedro asegura haber visto un burro con alas y un gallo con cuernos de toro. En ese mismo sueño, se le apareció un hombre que le indicó la salida de aquel mundo fantástico, argumentando que aún no era su momento para estar ahí.

En cuanto recuperó sus fuerzas, comenzó a recrear aquellas criaturas extrañas utilizando la técnica de cartonería que ya dominaba. A estas nuevas esculturas les puso el nombre de alebrijes, tal como recordaba haberlos escuchado en aquella aventura alucinante.

Y así fue como se materializaron los alebrijes en nuestro mundo a mediados del siglo XX. Poco tiempo después, esta artesanía alcanzó una popularidad inusitada que llevó a Pedro Linares a exponer sus obras en diferentes partes del mundo. En 1990 le fue otorgado el Premio Nacional de Ciencias y Arte. Dos años más tarde, Don Pedro falleció a los 82 años, quizás llamado por sus alebrijes para regresar definitivamente a ese pacífico bosque.

Su familia continúa la tradición de los alebrijes hasta el día de hoy, los siguen elaborando de cartón y parte de su producción aun la comercializan en el barrio de La Merced, en la Ciudad de México.

Las coloridas quimeras poco a poco fueron ganando popularidad, y pronto otros artesanos comenzaron a imitar las creaciones de Linares. Ahora no solo son piezas de colores brillantes, han evolucionado a tal punto que ahora se pueden encontrar elaborados en cartón y otras en madera, combinando figuras de distintos animales en un solo cuerpo.

Si bien los alebrijes se popularizaron rápidamente, y en muchos rincones de México, en el estado de Oaxaca es en donde esta artesanía ha alcanzado su máximo esplendor.

En los poblados de San Antonio Arrazola y San Martín Tilcajete, la mayoría de los habitantes se dedican a la creación de alebrijes tallados en madera de copal. Los diseños son únicos e irrepetibles, ya que para la elaboración de un alebrije no se utilizan moldes como ocurre con otras artesanías. Todo el proceso y el resultado final son fruto de la imaginación y creatividad de cada artesano.

Estos artesanos se inspiran en la idea de los nahuales, seres sobrenaturales que tienen la capacidad de transformarse en animales. Se estima que hoy existen unas 150 familias de artesanos que se dedican de lleno a la producción de alebrijes.

Para la talla de estas delicadas figuras se utiliza madera de copal que es muy suave y fácil de manejar, para teñirla se utilizan pigmentos naturales como la ceniza del copal, el bicarbonato, la cal y la miel, los detalles se ponen con añil, huitlacoche o cochinilla para dar esos vivos colores que los caracterizan y dependiendo del tamaño del alebrije será el tiempo que dure su elaboración, desde algunas semanas hasta años.

El alebrije es pintado de varios colores diferentes y decorado con puntos, rayas y otros patrones.

Dato curioso: Existe la creencia de que los alebrijes pueden cuidar los hogares al “espantar” a los malos espíritus, especialmente aquellos alebrijes con un aspecto más “monstruoso”, serían los más indicados para llevar a cabo este cometido.
Hoy en día, los alebrijes forman parte innegable del arraigo cultural y artístico de México.

En el museo Anahuacalli de la Ciudad de México se alberga un alebrije de gran tamaño fabricado por Pedro Linares a petición de Diego Rivera, y al ser figuras tan emblemáticas de nuestras artesanías contemporáneas, el Museo de Arte Popular de la ciudad, desde el año 2007 implementó un desfile de alebrijes de gran escala llamado Noche de los Alebrijes, con la intención de promover las artes y la cultura folclórica mexicana. En él, cientos de artesanos construyen alebrijes de hasta cuatro metros de altura y los pasean por el centro histórico de la ciudad en un evento lleno de danza, música y color.

Dato curioso: En la película Coco se utilizaron las figuras de los alebrijes y los nahuales (como Dante) para representar a esos seres que guían a los muertos en su camino por el inframundo, además de que Coco fue una de las películas más taquilleras del año pasado, también fue un gran homenaje a las tradiciones mexicanas (alebrijes incluidos).

Hoy podemos encontrar estas figuras fantásticas en todo tipo de lugares, desde mercados tradicionales hasta en colecciones de museos alrededor del mundo, y por su puesto en la plataforma de MERCAIDEAS. MX

Recuerda que los alebrijes son verdaderas obras de arte únicas e irrepetibles, que nos recuerdan la capacidad técnica e imaginativa de nuestros artesanos, así que dales el valor que se merecen.

En la plataforma no solo encontraras una, sino cinco tiendas que crean alebrijes muy particulares, si te interesa conocer o adquirir estas maravillosas y coloridas piezas visita sus tiendas, solo necesitas dar un clic aquí.

🏪 Alebrijes “El conejo”

https://mercaideas.mx/shop/alebrijes-el-conejo/

🏪 Artesanías Oaxaqueñas Florecer

https://mercaideas.mx/shop/artesanias-oaxaquenas-florecer/

🏪 Luna Arte & Decoración

https://mercaideas.mx/shop/lunas-arte-and-decoracion/

🏪 Alebrijes Liebre

https://mercaideas.mx/shop/alebrijes-liebre/

🏪 Taller-Galería “El Pavorreal”

https://mercaideas.mx/shop/taller-galeria-el-pavorreal/

Esperamos que con este blog te hayamos inspirado a consumir lo hecho a mano y con el corazón, adquiriendo un Alebrije que además de maravilloso es único.

#NoAlRegateo #MercaIdeas #ComercioJusto #BlogDeLasIdeas #ArtesanosMexicanos #Alebrijes #ArtesaníasColoridas #Oaxaca #CDMX #ReconocimientoMundial

 

Facebook
Twitter
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Recientes

¿Quieres ser parte de mercaideas?

Tus creaciones y trabajo artesanal puede llegar a cualquier parte del país.
Seguir leyendo

Post relacionados

Inicio
Ideashop
Carrito
WhatsApp

Iniciar Sesión

Donde la creatividad se encuentra con la pasión.
© 2023 MercaIdeas.