MERCAIDEAS_NUEVOLOGO_turquesa
[fibosearch]

Origen: Joyería de Ámbar

El ámbar es conocido y usado por el hombre desde tiempos prehistóricos. Es la gema preciosa más antigua conocida por el hombre que al trabajarla se convierte en una artesanía y joya al mismo tiempo.

En ocasiones se le llama piedra, pero no lo es, ya que tiene un origen orgánico, ¿Sabías que en realidad el ámbar es una resina fósil que proviene de árboles que datan de 25 a 50 millones de años?

Además de enmarcar una belleza sin igual, la joyería de ámbar y el ámbar en sí, poseen características muy particulares por lo que el blog del día de hoy trata del Origen de la joyería de ámbar.

Antes de empezar a hablar de la joyería de ámbar comencemos por saber:

¿Qué es el Ámbar?

Es importante recalcar como lo mencionamos anteriormente que el ámbar no es una piedra, se trata de una gema preciosa de origen vegetal, como todas las orgánicas: perlas, corales, azabaches, entre otras.

Se cuenta que, desde hace más de 25 millones de años, la resina brotaba de la corteza y troncos de los árboles formando gotas o masas irregulares en forma de melaza. Estos árboles sudaban la resina como defensa hacia cualquier tipo de plaga.

Sin embargo, la consistencia, color y olor eran llamativos y frescos para los insectos que atraídos quedaban atrapados en la resina pegajosa que descendía de la corteza como si fuera lava. Al paso, iba atrapando hojas, polen, insectos, reptiles y otros elementos de la naturaleza.

Esta resina, también era transportada por la lluvia hacia los ríos y arroyos que llegaban a la costa. Debido a los movimientos de la tierra, sobre todo en la Península de Yucatán, el agua desapareció y formó la tierra rocosa y montañosa, sepultando con ello al ámbar en grandes cantidades y en forma de fósiles.

Con la luz del sol, el ámbar brilla suavemente ofreciendo la suave y cálida luz del sol. El tacto del ámbar es muy agradable. No es de extrañar que se la conozca con el nombre de “piedra caliente”, ya que irradia una luz que es como un pedazo de sol en la palma de la mano.

El ámbar suele ser muy comprado por su belleza.

El Ámbar a través del tiempo fue objeto por las más antiguas civilizaciones: los egipcios lo utilizaron como compuesto en el proceso de la momificación de sus emperadores.

Para los griegos era un elemento mitológico en donde se frotaban las piezas de resina en un paño y esto atraía diferentes cuerpos generando electricidad.

Para los romanos era una joya destinada a la alta sociedad y era símbolo de poder.

En las diferentes culturas que se desarrollaron en Mesoamérica, se utilizó el ámbar en rituales y actividades de carácter curativo y medicinal.

También fue primordial en rituales funerarios como elemento de adorno y como talismán.

En el México prehispánico fue requerida también como símbolo de poder y prestigio, en algunas tumbas en Oaxaca y Chiapas se encontraron bezotes y orejeras de ámbar, pertenecientes a jerarcas o gobernantes.

Con respecto al Ámbar mexicano

Este se encuentra en los municipios chiapanecos de Simojovel de Allende (el más importante con el 90% de producción), Huitiupan, Totolapa, El Bosque, Pueblo Nuevo Solistahuacan, Pantheló, y San Andrés Durazanal.

El ámbar mexicano tiene 8 colores: amarillo transparente, amarillo anaranjado o cognac, café, rojo, azul, verde, negro o musgo; de estos se desprende una gama de tonos que, junto con la trasparencia de la resina, hacen del ámbar mexicano uno de los más hermosos y buscados a nivel mundial.

Su dureza es de 2.5 en escala de Mohs, cualidad buscada entre los joyeros y escultores por la facilidad de tallar la resina y moldearla a su propio gusto e ideas.

Una de las características del ámbar, es que algunas piezas atraparon seres que hoy son fósiles (que no pertenecen a nuestra época y que se encuentran en las distintas capas de la tierra).

Esto ha permitido observar y estudiar la evolución de las diferentes especies de flora e insectos y algunos otros organismos que posiblemente ya no existen.

A estos organismos atrapados en el ámbar se les conoce como inclusiones y se han encontrado desde abejas, hormigas, arañas, moscos, mariposas, libélulas, gusanos, cucarachas, avispas; hasta escorpiones, lagartijas y ranas.

En cuanto a flora se han hallado hojas de árboles milenarios, pequeñas flores hongos, musgo, semillas y orquídeas.

El ámbar con inclusiones son piezas muy caras y cotizadas por coleccionistas y científicos mundiales que pagan grandes cantidades por el ámbar, así se puede observar en los fósiles la estructura molecular externa de una manera intacta.

Dato curioso: Un ejemplo de ámbar fosilizado es el de una rana encontrada en Simojovel, México, y estudiada por investigadores de la UNAM con una edad de 25 millones de años.

Te preguntaras, pero ¿cómo se consigue?…

El ámbar se extrae, de una forma muy artesanal; los mineros con pico, cincel y martillo rompen la tierra arenosa y dura ubicada en las faldas de la montaña.

Podrían pasar bastantes horas en una mina con la ilusión de encontrar una pieza en bruto.

Al encontrar una beta, quitan el cascajo gris con cuidado para retirar primero la capa de carbón fosilizado que protege al ámbar, y con la debida delicadeza logran obtener la pieza completa.

A continuación, se trabaja la gema en bruto para crear verdaderas joyas de ámbar mediante un proceso de talla y corte para esbozar los modelos, luego se hace el pulido con papel lija y pasta para abrillantar. Y por último se realiza el engarce con metales preciosos, para luego comercializar estas hermosas piezas.

Un gran porcentaje de las personas que compran ámbar, lo hacen debido a sus propiedades energéticas; es por eso, que la joyería en muy socorrida se compra en pulseras, anillos, collares y aretes que al usarlos revitalizan el órgano del cuerpo en donde se coloque.

Además de ser utilizado para usos medicinales como: contra las paperas, el asma, las enfermedades de oídos y de garganta, también se cree firmemente que es bueno para la virilidad y la fecundidad.

Independientemente de tener beneficios medicinales y energéticos, el ámbar es una joya de hermosos tonos que dejan pasar rayos de luz, lo cual hace que sea una pieza espectacular para portar.

Si te interesa comprar piezas originales y con diseños espectaculares, puedes visitar las tiendas que se dedican a esta actividad y que forman parte de la plataforma de MERCAIDEAS.MX

Para ello solo tienes que dar un clic aquí:

🏪 MILAGROS ANGELICALES

🏪  Eliza Ámbar

Recomendaciones:

Debes limpiar tu joyería de ámbar tan a menudo como sea posible, preferiblemente después de cada día de uso. Con el transcurso del tiempo, el ámbar se oscurece por efecto del sudor o la transpiración humana. Se puede eliminar la suciedad, el polvo y el sudor de las piezas ámbar con paño de franela humedecido con un poco de jabón suave y agua tibia. ¡No usar esponjas ni tampoco cepillos! También no debes permitir que el ámbar entre en contacto con productos con alcohol.

Para pulir el ámbar y darle brillo, humedezca un paño suave con aceite de oliva y frote la pieza suavemente, sin olvidarse luego de secarla quitando el exceso de aceite con un paño seco.

Hay ámbar falso que está hecho con vidrio o variantes de plástico, así que les recomendamos comprarlo en tiendas establecidas. Una forma de comprobar su originalidad es colocar la pieza de ámbar en un recipiente con agua y agregar un poco de sal, si original flotará y si es de plástico, comenzará a hundirse.
No olvidemos que muchas familias de artesanos dependen de lo que los ingresos que generan con la venta de sus productos, por eso apoyémoslos a través del comercio justo de sus artesanías.

#MercaIdeas #ComercioJusto #JoyeríaDeÁmbar #Origen #Historia #BeneficiosCurativos

Facebook
Twitter
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Recientes

¿Quieres ser parte de mercaideas?

Tus creaciones y trabajo artesanal puede llegar a cualquier parte del país.
Seguir leyendo

Post relacionados

Inicio
Ideashop
Carrito
WhatsApp

Iniciar Sesión

Donde la creatividad se encuentra con la pasión.
© 2023 MercaIdeas.