MERCAIDEAS_NUEVOLOGO_turquesa
[fibosearch]

Foro artesanal: Alberto López Gómez

De Magdalena, Chiapas al New York Fashion Week

Hoy al foro artesanal llega la inspiradora historia del primer diseñador indígena que cuyas creaciones desfilaron en “New York Fashion Week 2020”.

La historia de Alberto es una historia fuera de lo normal. Su trayectoria de vida como profesional es tan extraordinaria que sus vecinos de su localidad todavía se frotan los ojos para creerlo.

Alberto López Gómez nació en el municipio de la Magdalena, en Aldama, una pequeña comunidad que se ubica en los Altos de Chiapas donde habita la etnia tzotzil desde la época pre colonial.

Hoy a sus 31 años, es un talentoso diseñador y artista textil, su trabajo en telar de cintura es una tradición artesanal de su pueblo y se caracteriza por tejer, en cada una de sus prendas, la historia, cosmovisión y saberes ancestrales de su cultura.

Dato Extra: Tejer sus piezas le toma, en promedio, cinco meses.

Pero el camino hasta llegar a donde hoy se posiciona no ha sido fácil. Más allá de romper estereotipos en el mundo de la moda a través de las artesanías tradicionales de México, tuvo que hacerlo con los paradigmas culturales y sociales de su propia comunidad.

En la comunidad de Aldama, Chiapas, el tejido de textiles ha sido una tarea elaborada únicamente por mujeres, mientras que las tareas de los hombres estaban en el campo.

Alberto, por supuesto, se dedicaba a la agricultura, pero su verdadera pasión era tejer y a los 25 años, contra todo prejuicio, abandonó el campo y se dedicó a los telares.

Las críticas, burlas, rechazo y hasta acoso no se hicieron esperar. Le dolían. Pero Alberto era fuerte y amaba lo que hacía, así que poco a poco perfeccionó su arte, siempre con el apoyo incondicional de su madre, sus hermanas y cuñadas que fueron las que le enseñaron a tejer.

Hasta que un día decidió dejar la aldea y establecerse por su cuenta en San Cristóbal de las Casas, en donde el chico tzotzil, como tantos otros artesanos que venden sus artesanías en las calles.

Dato Extra: La ciudad colonial y turística de San Cristóbal de las Casas ejerce de motor económico para toda la región.

Con esta nueva aventura vio una pequeña luz al final del túnel, pero aún tenía que enfrentarse a otros retos, para empezar Alberto no hablaba español. Y no tenía ni para comer. Primero vivió en la calle y más tarde pudo acomodarse en un corral. Ahorró algo de dinero dando talleres en una tienda y poco a poco empezó a vender sus telas.

Su panorama cambio cuando un periodista le hizo un reportaje para la Red Alemana de los Derechos Humanos en México. El vídeo se hizo viral en Europa.

Después de aquel suceso empezó a vender muchos huipiles (vestimenta tradicional) y lo llamaban de todas partes y la cereza del pastel fue que en el 2020 lo invitaron a desfilar en la Fashion Week de Nueva York.

Este fue otro reto ya que nunca había salido de su región, no tenía pasaporte y por supuesto nunca se había subido a un avión, pero contra todo y todos el logro asistir.

El trabajo de Alberto fue apreciado por cerca de 200.000 personas, número de asistentes promedio a cada edición del Fashion Week de Nueva York, uno de los eventos de moda más importantes del mundo. Sin duda, esto le dará un significativo impulso a su carrera.

A pesar de todo el éxito alcanzado Alberto no renegó de sus vecinos de aldea que tanto se rieron de él.

Hoy el diseñador da empleo a 150 personas de su municipio, Aldama. La mayoría son mujeres tzotziles, pero también sucedió algo muy grato, y es que algunos hombres se han unido al equipo de tejedoras.

Desde hace cinco años, Alberto fundó su marca de ropa artesanal llamada K’uxul Pok, en la que trabajan tejedoras de Aldama. Y tiene previsto crear un museo en Aldama, donde se exhibirían las obras de arte textil creadas por los habitantes del municipio. Esto con la finalidad de preservar y difundir cada una de las técnicas ancestrales de tejido y brocado propias de su comunidad.

En 2022 volvió a realizar su hazaña al participar en la Mercedes-Benz (New York) Fashion Week, entre muchas otras mecas de la moda.

Su trabajo sigue con una nueva colección de huipiles que presentaré en los próximos desfiles que tiene confirmados en Estados Unidos, Canadá y Europa.

Alberto López Gómez logró su sueño a pesar de todas las dificultades. Rompió moldes, plantó cara a todos los estereotipos y no solo ha traído la prosperidad a todo un pueblo, sino que ha dado a conocer (y ha puesto en valor) la indumentaria tradicional tzotzil en todo el mundo.

Su talento se reconoce desde Vancouver hasta Milán, un verdadero ejemplo de triunfo para todos los mexicanos.

Facebook
Twitter
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Recientes

¿Quieres ser parte de mercaideas?

Tus creaciones y trabajo artesanal puede llegar a cualquier parte del país.
Seguir leyendo

Post relacionados

Inicio
Ideashop
Carrito
WhatsApp

Iniciar Sesión

Donde la creatividad se encuentra con la pasión.
© 2023 MercaIdeas.