MERCAIDEAS_NUEVOLOGO_turquesa
[fibosearch]

¿Sabías que?

Algo que debemos saber es que los perros son animales carnívoros, su alimentación se basa en carne y grasas animales, aunque aceptan vegetales que además les pueden servir de suplemento beneficioso para el organismo.

Existen alimentos tóxicos que no pueden comer los perros.

A lo largo de los años, hemos disfrutado de momentos especiales y hasta hemos compartido algún que otro bocado con nuestros fieles amigos. Sin embargo, cuidar la alimentación de nuestros peludos es clave para su bienestar ya que tienen un metabolismo diferente

Firmeza ante la mirada perruna.

Mantente firme cuando tu perro te mire con ojitos de cordero. Aunque sea difícil, debes desarrollar una resistencia a esa mirada que te ablanda el corazón. Y es que los perros no distinguen entre alimentos buenos y los que son nocivos o, en el peor de los casos, mortales para ellos.

Debemos comprender que su metabolismo es diferente, por lo que darles comida para humanos puede ser muy peligroso. Los signos de intoxicación más comunes son la diarrea y los vómitos.

¿No estás seguro de si tu perro ha comido algo tóxico? ¿Presenta síntomas sospechosos? En ese caso, llévalo al veterinario o a una clínica.

Para evitar riesgos, en este artículo te presentamos una lista de alimentos perjudiciales para los perros. Conocerla es fundamental para garantizar la salud y la alegría de tu inseparable compañero de travesuras.

Aguacates

Los aguacates son peligrosos, en parte debido a una toxina fungicida llamada persina. Solo las dosis altas son letales, pero el consumo de porciones más pequeñas puede provocar síntomas leves, como vómitos y diarrea.

Mostaza

La mostaza no es letal para los perros en pequeñas dosis, pero puede ser tóxica en cantidades mayores. De hecho, debido a la toxicidad leve de la mostaza, a menudo los veterinarios la proponen como una forma de inducir el vómito en casos de emergencia.

Manzanas

La pulpa de las manzanas no es tóxica, pero las semillas pueden ser venenosas debido a un compuesto llamado amigdalina. Sin embargo, tienen que consumirse en grandes cantidades y masticarse para ser tóxicas.

Edulcorante artificial (xylitol)

El xilitol es una alternativa al azúcar que se encuentra en alimentos para humanos como las golosinas y muchos dulces horneados. Es extremadamente tóxico para los perros, ya que provoca una rápida liberación de insulina que puede dejarlos en coma en 15 o 20 minutos.

Ajo

El ajo puede ser mortal para los perros debido a un compuesto llamado tiosulfato que daña los glóbulos rojos. Se necesita mucho ajo para causar toxicidad, pero algunas razas son especialmente sensibles.

Huesos cocidos

Dar a su perro un hueso crudo para masticar es estupendo, pero evita los huesos cocidos. Pueden astillarse fácilmente y, en grandes cantidades, provocar estreñimiento o perforación, que puede ser mortal.

Leche y otros productos lácteos

Aunque la leche y los productos lácteos tienen propiedades que aumentan el calcio, pueden ser malos para los perros y contribuir a los niveles de intolerancia a la lactosa. Esto puede causar muchas molestias a los caninos.

Levadura

Que tu perro coma masa sin hornear, puede ser extremadamente peligroso, porque la levadura en fermentación se absorbe rápidamente en el torrente sanguíneo, donde produce suficiente etanol para provocar una intoxicación etílica.

Nueces de macadamia

En general, los frutos secos no son buenos para los perros, sobre todo las nueces de macadamia. Estas están clasificadas como las más tóxicas, lo que puede provocar vómitos, debilidad, hipertermia y pérdida de funciones corporales.

Nutmeg

La nuez moscada contiene un compuesto llamado miristicina que, si la ingieren en grandes cantidades, puede provocarles taquicardia, alucinaciones y convulsiones.

Chocolate

El chocolate contiene un estimulante llamado teobromina, que es venenoso para los perros. La cantidad de teobromina depende del tipo de chocolate. Afecta principalmente al intestino, el corazón, el sistema nervioso central y los riñones.

Ruibarbo

El ruibarbo puede provocar insuficiencia renal en los perros debido a un antinutriente llamado ácido oxálico. Esta sustancia crea cristales en el tracto urinario y puede provocar la parada de los riñones.

Cebollas

Las cebollas pueden ser venenosas para los perros debido al tiosulfato que contienen. Ciertas razas de perros son más vulnerables y depende mucho del tamaño.

Vitaminas con hierro

Las vitaminas que contienen hierro pueden ser tóxicas para los perros, ya que pueden dañar el revestimiento de las paredes de su aparato digestivo, los riñones y el hígado. Los suplementos prenatales son especialmente peligrosos, ya que suelen contener cantidades más elevadas de hierro que las vitaminas normales.

Uvas y uvas pasas

Las uvas y las pasas figuran entre las amenazas alimentarias más graves para los perros. En pequeñas cantidades pueden causar incluso insuficiencia renal repentina, y suelen provocar vómitos y diarrea.

Aunque las verdaderas grosellas no son tóxicas, la mayoría de las que se venden en Estados Unidos, llamadas grosellas de Zante, son pequeñas pasas hechas con uvas de Corinto. Estas causan la misma toxicidad que las uvas y pasas normales.

Aceite de cítricos

Normalmente, los perros pueden comer naranjas, pero no el aceite de cítricos, que suele utilizarse con fines medicinales. Esto se debe a las propiedades insecticidas del aceite, que pueden provocar insuficiencia hepática en los perros.

Cafeína

Una pequeña cantidad de cafeína no le hará ningún daño, pero si tu perro ingiere un puñado de granos de café o bolsitas de té, puede encontrarse en grave peligro.

Melocotones

La pulpa del melocotón en sí no supone ningún problema para los perros, pero el hueso contiene amigdalina, la misma sustancia que se encuentra en las semillas de las manzanas, que es tóxica para tu cachorro.

Puerros

Los puerros contienen tiosulfato, el mismo compuesto que hace que la cebolla y el ajo no sean seguros para los perros. Todos estos alimentos pertenecen a la familia de los allium.

Setas silvestres

Las setas de supermercado suelen ser seguras para los perros, pero las silvestres pueden ser tóxicas. Si sorprendes a tu perro intentando comerlas en la naturaleza, detenlo inmediatamente.

Espinacas

Las espinacas contienen una elevada cantidad de ácido oxálico, una sustancia conocida por interferir en la capacidad de los perros para absorber el calcio. Esto puede causar daños renales si se consumen con regularidad.

Comida de gato

La comida para gatos no envenenará a tu perro inmediatamente, pero puede provocar pancreatitis y otras complicaciones de salud con el tiempo, causando daños orgánicos e incluso la muerte.

Tomates verdes

Una vez maduros, los tomates son seguros para los perros, pero los tomates verdes o los tomates rojos no totalmente maduros pueden ser tóxicos para los perros debido a una sustancia llamada solanina.

Nueces negras

Las nueces normales son seguras para los perros, pero la nuez negra, que es menos común, puede ser tóxica. Se utilizan sobre todo en postres y repostería, pero los perros pueden encontrarlas en la naturaleza.

Cebollin

Al igual que el ajo, el puerro y la cebolla, el cebollín puede ser venenoso para los perros en grandes cantidades. Las dosis tóxicas de cebollino pueden dañar los glóbulos rojos y provocar anemia.

Cerezas

Al igual que los melocotones, las cerezas contienen amigdalina en el hueso, tóxica para los perros. Además de los huesos tóxicos, la pulpa de las cerezas puede causarles molestias estomacales.

Patatas

Las patatas son tóxicas para los perros porque contienen solanina. Bloquea una sustancia química llamada acetilcolina, que los perros necesitan para transmitir impulsos nerviosos. Como consecuencia, esto puede provocar problemas en el sistema nervioso y el tracto intestinal.

Tabaco

El tabaco no es técnicamente un alimento, pero es algo que consumen muchos humanos y que puede ser extremadamente letal para los perros si llegan a masticarlo.

Alcohol

Las pequeñas cantidades no matarán necesariamente a la mayoría de los perros, pero pueden producirse intoxicaciones graves y otros problemas de salud. El alcohol puede provocar bajadas importantes de la tensión arterial y del azúcar en sangre, lo que puede provocar convulsiones e incluso insuficiencia respiratoria.

Así que ya sabes, no todos los alimentos que las personas podemos comer sin problemas son buenos para nuestros perros, cuida su alimentación y disfruta a tu peludito y sus travesuras por mucho tiempo.

¿Qué te pareció esta información?

Déjanos tus comentarios.

Facebook
Twitter
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Recientes

¿Quieres ser parte de mercaideas?

Tus creaciones y trabajo artesanal puede llegar a cualquier parte del país.
Seguir leyendo

Post relacionados

Inicio
Ideashop
Carrito
WhatsApp

Iniciar Sesión

Donde la creatividad se encuentra con la pasión.
© 2023 MercaIdeas.