MERCAIDEAS_NUEVOLOGO_turquesa
[fibosearch]
,

Origen: Bordados Tenangos

Los bordados artesanales conocidos como “tenangos” son actualmente una de las expresiones de arte popular más representativas del estado de Hidalgo. Si bien no son tan antiguos, su belleza y originalidad los ha colocado en un importante lugar en el panorama de las artesanías contemporáneas de México.

Es un producto que da identidad comunitaria a una región del estado de Hidalgo: la Sierra Otomí-Tepehua, y conlleva importantes valores estéticos y simbólicos. Es elaborado en forma colectiva pues al menos dos personas intervienen en cada bordado -el que pinta y el que borda-, y en cada comunidad muchas personas lo hacen usando dos técnicas tradicionales: la puntada cresta de gallo y el uso de aros.

La región

 Aunque en realidad son tres los municipios donde se elaboran los tenangos (Tenango de Doria, Huehuetla y Tutotepec), nos centraremos en el municipio y localidad de la cual toman su nombre: Tenango de Doria, debido a que, en este municipio, particularmente la comunidad de San Nicolás, es donde se inició este trabajo artesanal y el que mayor número de productores posee.

Tenango de Doria está enclavado en la Sierra Madre Oriental y de acuerdo a la región puede nombrarse también como Sierra Gorda, Sierra Alta y Sierra Oriental, también conocida como Sierra de Tenango o Sierra Otomí-Tepehua. Los bordados de tenango proceden de esta última región, la cual se caracteriza por su terreno abrupto, su exuberante vegetación y abundancia de agua en forma de neblina, ríos y lagunas,  lo “más fragoso de la sierra”, con un clima templado húmedo, neblinas constantes y lluvias en verano, lo que permite una vegetación abundante y una fauna variada.

El Origen

Es posible que los antecedentes de los Tenangos sean las figuras de papel amate recortadas que los chamanes otomíes locales utilizaban (y siguen utilizando) para distintas ceremonias. Probablemente los curanderos -portadores y transmisores del conocimiento ancestral-, dejaron de recortar figuras de papel amate (muñecos y animales principalmente) para sus ceremonias de curación y se dedicaron a dibujar, con la misma maestría. Estos dibujos serían la guía para realizar el bordado. De acuerdo a informantes locales, también es posible que unas pinturas rupestres localizadas cerca del paraje denominado “El Cirio”, sean el origen de estos bordados.

Cosmovisión y creencias

En cuanto a los motivos representados en los tenangos, el universo donde habitan los animales -reales o imaginarios-, es el más recurrente. También podemos observar gran diversidad de animales como venados, conejos, zorros, armadillos, pájaros, roedores, insectos y gusanos (entre otros motivos), que viven en plantas, flores y ramas de árboles. Desde su origen los tenangos contienen imágenes de seres fantásticos, unos con formas humanas y otros asociados a seres míticos e imaginarios, primero dibujados y después bordados sobre tela de algodón.

Un breve resumen

Como en todo proceso artesanal, el objeto terminado no sólo es el resultado de una mezcla de materias primas, técnicas y métodos, sino que en él se imprime el conocimiento heredado, el quehacer cotidiano, las formas de percibir el mundo y, por supuesto, el sentimiento y la creatividad del artista o del artesano.

Cada bordado se caracteriza entonces por ser único e irrepetible. Una vez que los motivos se dibujan sobre tela de algodón las bordadoras los rellenan con hilos de diversos colores, que imprimen gran originalidad e identidad a esta artesanía. Como hemos dicho, los tenangos son una artesanía que identifica no sólo a la región de Tenango de Doria, sino también al propio estado de Hidalgo; han adquirido reconocimiento a nivel nacional e internacional. Hombres y mujeres artistas recrean el imaginario colectivo, al reinventar la realidad plagada de seres mitológicos y fantásticos que habitan en cerros, montañas y cuevas, a la vez que conservan sus tradiciones y costumbres ancestrales.

Los diseños, los colores y las formas han cambiado. Antiguamente se empleaban dos colores negro y rojo y se dibujaban y tejían sólo animales y plantas. Ahora los colores son diversos y la temática es más rica, se narran historias y la cotidianidad de los pueblos.

En los tenangos permea la cosmovisión indígena, que todavía forma parte de la vida cotidiana de los otomíes y mestizos de la Sierra Oriental de Hidalgo, a pesar de las transformaciones que han sufrido las comunidades, en todos los sentidos. A pesar de que tienen una finalidad comercial y de los intentos de la gran industria por apropiárselos, estos bordados continúan reflejando antiguas tradiciones y formas de concebir e interpretar el mundo natural y sobrenatural, lo real y lo mítico, el pasado y el presente.

Las comunidades de San Nicolás, El Aguacate y San Pablo el Grande no han perdido su propia visión del mundo y de su entorno inmediato. Continúan vivas sus ideas, sentimientos y preocupaciones, que plasman en los dibujos y en los bordados.

Es importante reconocer nuestras raíces, valorar el patrimonio tangible e intangible, rescatar el conocimiento de los grupos indígenas, respetar la naturaleza, y conservar nuestra memoria histórica a través de los tenangos que simbolizan la importancia de una fecha, la remembranza de un acontecimiento, el significado de una identidad y la importancia de la biodiversidad local.

Así que, te invitamos a portar o decorar tu hogar con una bella pieza de “Tenangos, encuéntralos en el siguiente link https://mercaideas.mx/?s=tenangos&post_type=product&dgwt_wcas=1

Coméntanos qué te pareció este interesante blog.

Facebook
Twitter
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Recientes

¿Quieres ser parte de mercaideas?

Tus creaciones y trabajo artesanal puede llegar a cualquier parte del país.
Seguir leyendo

Post relacionados

Inicio
Ideashop
Carrito
WhatsApp

Iniciar Sesión

Donde la creatividad se encuentra con la pasión.
© 2023 MercaIdeas.